Sabías...

A modo de bienvenida les dejo el significado de mi nombre y los invito a sumarse con sus textos, cuadros, música y cualquier creación que nos permita enriquecer el alma


Omar


Nombre Masculino de origen Árabe: Que tiene larga vida.

Caracteristicas : Es racional, estable y usa su sentido común para resolver todas las situaciones

que se le presentan. Es generoso y amable con los demás.

Amor : Es leal y detallista con su pareja cuando quiere de verdad.

miércoles, 1 de agosto de 2018

El mal uso y abuso del juego de "suma cero"


No es necesario intentar explicar porque pasan ciertos hechos que, sin ninguna duda, se explicitan por sí mismos
La Realidad, ante el abuso de quienes creen y pretenden imponer sus ‘ideas’, ‘modelos’, ‘transparencia’ e infinitas elucubraciones más, cotidianamente, les asesta golpes fortísimos, que no solo desmoronan una y todas las ‘mejores intenciones’, sino que provocan consecuencias de enorme impacto social y económico además de socavar los cimientos políticos que los han llevado a ocupar cargos públicos. Esto ocurre cíclicamente en Argentina. La Responsabilidad, hoy, señala al máximo responsable de turno: el presidente de la Nación, pero no exime a quienes han ocupado ese y otros cargos en períodos recientes y el actual.

Quien suscribe enfoca el tema desde el punto de vista de la Comunicación: uno de los principales déficits que se trasladan de unos a otras y otros, sucesivamente y con muchas similitudes, más allá de los matices que cada quien le provea, intentando ‘tomar distancia’ de aquello que criticó y hoy repite… sin vergüenza y con las mejores expresiones gestuales dignas de un Documental específico.

En este marco, se puede apreciar todo tipo de situaciones que, aunque se nieguen o se intenten ocultar bajo nombres figurativos, se ubican en las antípodas de las ‘actuaciones’ utilizadas en Campaña. Campaña que nunca tiene fin y se monta, constantemente y sin solución de continuidad, sobre todos los aspectos inherentes a la Gestión de Gobierno generando, automáticamente, su inhabilitación y consecuencias supuestamente ‘indeseadas’.

Haciendo Equilibrio sobre un muy delgado límite, siempre transgredido e ilegítimo además, por su notoria y cuestionada invasión en el ámbito ilegal, algo que supimos aprender en la década del ’90, Comunican ‘Un Error’… que se reitera cuantas veces sea necesario para ‘Justificar’ y ‘validar’ aquello que no supieron ni quisieron hacer porque su intención era y quedó claramente explicitada en la acción calificada como ‘Error’, aunque en Realidad se confirme como ‘Horror’.

Así, triste y lamentablemente, volvemos al uso de prácticas que creíamos superadas y que se vieron y sufrieron en las guerras del siglo pasado, configurando un enorme retroceso. Aun así, permite reflexionar y nos otorga la posibilidad elaborar nuestra propia decisión Personal, si es que real y sinceramente queremos evolucionar: descartar el Pasado y el Presente Retrógrados para diseñar y poner práctica concreta un Futuro que nos Contemple a Todas las Personas y nos otorgue la enorme posibilidad de Desempolvar y Desarrollar los Talentos que estas No Gestiones opacan o descartan… y quieren destruirlas si se Oponen o cruzan en “Su Camino”.

Como siempre, Depende de Nosotros: el Pueblo de la Nación Argentina

El Fundamento teórico práctico de lo antedicho, se puede apreciar en conceptos de dos profesionales: uno argentino y otro ecuatoriano.

Macri, ante el juego de "suma cero"
Si no se corrigen ciertas tendencias, la Argentina podría encaminarse a un problema de distribución que culminara en una suma cero. Se trata de una cuestión compleja, que involucra aspectos económicos, sociales y políticos. La impresión es, en primer lugar, que ocurre una puja múltiple por el reparto de bienes económicos, de contingentes electorales, de territorios geográficos y de concepciones ideológicas. Y en segundo lugar que el conflicto está condicionado por, al menos, cuatro déficits: de liderazgo, de recursos fiscales, de crecimiento económico y de conductas cooperativas. En esas condiciones, el Gobierno enfrenta escollos difíciles de superar si no logra una convergencia de intereses sectoriales: desdibuja su liderazgo, no consigue corregir el balance fiscal ni impulsar el crecimiento, fracasa al inducir conductas asociativas. A esos condicionantes habría que sumarles dos factores más que agravan el cuadro. Uno son los errores de implementación de políticas públicas; el otro, paradójicamente, es el ejercicio de un liberalismo político, con independencia de poderes y pluralismo informativo, que acentúa la sensación de vulnerabilidad de los actores y de los consensos.

 
* Eduardo Fidanza PARA LA NACION, 13 de agosto de 2016 - https://bit.ly/2NZ5gRI
Eduardo es un reconocido analista político y de opinión pública, con una sólida formación en sociológica política y análisis de encuestas. Es Licenciado en Sociología de la Universidad de Buenos Aires y obtuvo un diploma de especialización en Sociología del Desarrollo en el Instituto de Cooperación Iberoamericana, en Madrid, España.
Desde el año 2005 es socio, cofundador y Director de Poliarquía Consultores. Es miembro de número de la Academia Nacional de Periodismo, socio fundador y miembro de la Sociedad Argentina de Investigación de Mercado y Opinión Pública (SAIMO) y de la sede Buenos Aires de WAPOR (Asociación Mundial para la Investigación de Opinión Pública).


Suma cero, la tradición contenciosa y las teorías contemporáneas de resolución de conflictos
Jorje H. Zalles
Es muy clara para mí la superior validez normativa, en casi toda situación, del esquema “suma positiva “. La influencia de pensamiento, actitudes y comportamientos “suma positiva” sobre la evolución y la eventual resolución de conflictos sociales demuestra con claridad el principal fundamento para este juicio de valor en el terreno de la ética social

Infundir el esquema “suma positiva” en cada vez más personas y grupos humanos demandará, a mi juicio, atención prioritaria a tres cosas, muy relacionadas entre sí:

(a) la difusión conceptual del contenido y las implicaciones de los dos esquemas, para que más y más personas hagan una elección consciente entre ellos, antes que la “adquisición” implícita de uno de ellos (que con mucha mayor frecuencia tiende a ser, hasta hoy, el esquema “suma cero”);

(b) la consciente búsqueda, por aquellos de nosotros que ya estamos persuadidos de la validez de este esquema de resoluciones “suma positiva” a nuestros conflictos interpersonales y sociales, comenzando con los más íntimos, pero sin limitamos a ellos - los conflictos de pareja, entre padres e hijos, entre hermanos -; y

(c) la progresiva resolución de los problemas sociales de marginalización, falta de oportunidades y generalizada insatisfacción de las necesidades humanas básicas de una enorme proporción de la humanidad.


 
* Profesor de Resolución de Conflictos, Teorías de Liderazgo y Negociación Internacional. Universidad San Francisco de Quito USFQ
B.A. Yale University, EE.UU. - M.B.A. Harvard University, EE.UU.